Rumbo a Japón: Como organizar tu viaje 2 (presupuesto)

10374106_10152155469590875_8535912263959592478_n

Rumbo a Japón: Como organizar tu viaje 2 (presupuesto)

Nos vamos a tomar un post completo para hablar sobre el presupuesto a la hora de ir a Japón ya que es un tema no menor.

Japón es un país caro. Tokio siempre está dentro de las ciudades más costosas del mundo, lo cual también significa que está dentro de las ciudades más seguras, limpias y eficientes.

La moneda es el Yen (¥) y al día de hoy, tiene un valor de aproximadamente de 5,6 pesos chilenos (clp). Es decir, 1¥ es $5,6.

Puedes conseguir yenes en Chile, algunas casas de cambio tienen billetes, los que van desde los 1.000¥ ($5.600) hasta los de 10.000¥ ($56.000), pero no es una moneda fácil de encontrar. Si estas organizando tu viaje con tiempo la mejor recomendación es que una vez a la semana te des una vuelta por las casas de cambio y preguntes. En Santiago también es escaso. Yo en mi viaje solo pude comprar 6.000¥, por lo que cambie dinero a dólares, para poder cambiar ya sea en Japón, ya sea en los bancos o en al aeropuerto, donde puedes cambiar una cantidad mínima para moverte o comer por un par de días. No cambies todo el dinero de una ya que las comisiones en aeropuerto son mayores.

Pero volviendo al presupuesto, es importante que tengas claro que hay gastos básicos diarios que no puedes ignorar como lo es el alojamiento, transporte y la comida.

Alimentación:

Comer en Japón puede ser más barato que el transporte, pero dependerá de donde y que quieras comer.

Las tiendas tipo Lawson o 7/11 (algo así como los Ok Market pero más convenientes para el presupuesto) tienen horarios extendidos y una variedad de snacks y comidas que te ayudarán a pasar el día. Puedes por ejemplo comprar una bandeja de sushi o pollo frito – tori no karaage – con arroz por menos de $3.000. Las bebidas, gaseosas y refrescos cuestan desde los 100¥. Los restaurantes, como en todo país tienen grandes variantes de precios, dependerá de donde estés, cuanto quieras gastar y que quieras comer. Pero, por ejemplo, comer en un sushibar de Shibuya te costará poco más de $10.000. Comer Fugu, aka pez globo venenoso, en Ryogoku puede costar unos 4.000¥. Una bento box tradicional en un ryokan de Kyoto puede salir unos $25.000.

Transporte:

Quizás el ítem más importante. El transporte en Japón es eficiente y por consecuencia, caro para nuestra costumbre. La tarjeta del metro PASSMO tiene un costo de 1.000¥ y si bien incluye una carga de 500¥, ya destinaste poco más de $5.000 solo por adquirirla.

Moverse en metro puede ser abrumador ya que son muchas líneas públicas y privadas que interactúan unas con otras, además de otros servicios como el monorriel – el cual debes tomar si o si llegas a Haneda, el segundo aeropuerto de Tokio, pero por el lado positivo, los mapas y guías que encuentras en los puntos turísticos son muy claras y las puedes encontrar en español.

El metro tiene un valor por tramo y puedes recargar la tarjeta las veces que quieras desde los 1.000¥. Puedes tomar buses para ciertos recorridos, pero tengo que confesar que durante mi mes solo lo hice 2 veces. Una de ellas fue acompañada por una japonesa que sabía que numero de bus tomar y donde bajarnos sin usar Google maps y la otra fue cuando fui a Fuji Q, que desde su página web te indicada donde tomar el bus y como reservar pasajes.

Sobre el transporte es importante destacar el Japan Rail Pass o JRP, una de las maravillas de Japón que te permite viajar en los trenes balas, shinkansen. El JRP es un pase que compras en tu país de origen y te llega a tu casa. También puedes comprarlo de forma directa en las oficinas del proveedor oficial en Santiago. Su costo va desde los USD 280 por 7 días hasta los USD 571 por 21 días. Esto te permite utilizar todos los trenes de la línea JR, una de las más importante de Japón y viajar, hasta por ejemplo Hiroshima vía tren bala. Es importante que tengas claro que días lo vas a usar y le puedas sacar todo el beneficio ya que su costo no es menor. Se activa en oficinas determinadas y desde ese momento empiezan a correr los días.

Sobre los taxis, son también uno de los más caros del mundo. Solo lo tomé una vez porque estaba lloviendo y andaba con maletas. El trayecto de no más de 10 minutos me salió poco más de $5.000. Ni los taxis fuera del casino de Viña son tan caros así que trata de evitarlo.

Alojamiento:

Donde quedarse es parte importante de cualquier viaje, no todos los barrios son iguales en seguridad ni en presupuesto. En mi caso fui saltando de hotel en hotel para recorrer la mayor cantidad del área urbana de Tokio, hospedándome por ejemplo en Yokohama, Ome, Shinjuku, Ryogoku y Asakusabashi. Esto no es para todos ya que moverse con maletas en el metro es complejo en cualquier parte del mundo.

Los precios de los hoteles van desde los $35.000 y su costo dependerá de la zona. También está la opción de los hoteles capsula, cuyo costo bordea los 2000¥ pero no todos son mixtos. La opción de Arbnb yo no la usé, pero me comentaron que ya era legal en Japón y que de paso era muy conveniente.

Una de las cosas que hice en Kyoto fue dormir una noche en un clásico Ryokan en medio de las montañas. La noche, sin desayuno, costó cerca de $90.000 y fue una muy linda experiencia y que era como estar en una película de Ghibli. Como dato, Kyoto es más cara que Osaka y están a una distancia muy corta, por lo que si tu viaje será recorrer esta parte de Japón te recomiendo hacer de Osaka tu centro de operaciones

En resumen

Tu presupuesto debe tener estos tres pilares: Comida, transporte y alojamiento. Yo en promedio manejaba 3.000¥ diarios para los dos primeros ítems, es decir, cerca de $18.000, tratando siempre de gastar lo menos posible. Más que mal dinero ahorrado es sinónimo de más de recuerdos. Para el alojamiento, como parte de mi viaje era comprar muchos recuerdos opte por hoteles, los cuales deje pagados en Chile, reservando vía booking y separando el dinero en caso de que solo tuviera reserva para nunca no tener techo. A esto le tienes que sumar un delta de emergencias y luego lo que quieres gastar en recuerdos. Para una viaje de 3 semanas estamos hablando de cerca de$300.000 solo en comida y transporte.

A la hora de entrar a Japón es necesario indicar cuánto dinero en efectivo llevas, así como portar alguna tarjeta de crédito o debido y en ningún caso te piden girar dinero. También es obligación mostrar alguna reserva de hotel y si te vas a quedar en casa de un amigo una carta de invitación debidamente procesada. Como en cualquier aduana te pueden pedir más cosas – ¡¡¡a mí me pidieron las boletas de los vinos que llevaba de reglo!!! – o bien no pedir nada.

Ana Sagara

Productora de Eventos, Administradora. en Turismo y Máster en Marketing. Me he quedado dormida en metros de Beijing, México DF, Rio de Janeiro, Seúl, Tokio, Toronto, Santiago, Sídney.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: